sábado, 27 de septiembre de 2008

La necesidad actual de Profetas


Es muy fortalecedor conocer continuamente hermanos que están atreviéndose a darle la espalda a la codicia, la vanagloria, el humanismo y demás cosas que lamentablemente están reinando en una buena parte de las iglesias actuales. Ellos nos escriben a nuestro blog, al correo y a Youtube.

Pero también cada día me escribe mucha gente repitiéndome como loros 2 cosas. Todo el tiempo lo mismo. No saben decir otra cosa. Como robots programados para pronunciar solo 2 frases ellos no pueden hablar más que eso. Aunque les demuestres por la Palabra lo contrario, aunque lo vean con sus propios ojos, ellos repetirán vez tras vez lo mismo, o no volverán a escribir, como quién ha cumplido con su trabajo y se vuelve a su casa.
Estas dos frases son: 1) “No juzguéis para que no seáis juzgados” y 2) “Esa persona (pastor, apóstol, predicador, cantante) de la que hablas tiene ‘fruto’ ¿y tú?”.

Ya he comprobado, con verdadero asombro, que aunque les haga un estudio súper completo sobre el tema 1) “juzgar” y 2) “fruto”, ellos no están programados para comprender. SOLO PARA REPETIR: 1) “juzgar” y 2) “fruto”.

Por lo tanto para los primeros a los que me referí, y para los segundos (los del “no juzguéis” y el “fruto”), les dejo un artículo que encontré en la Biblia de Estudio “Vida Plena” en la pagina 1691 ("Los dones de ministerio de la Iglesia"). Para los primeros sé que les será muy útil, y para los segundos pienso que como no hay ninguna foto de Hillsong United, ningún mensaje tipo “tú eres el nuevo campeón que conquistará al mundo”, ni “las 7 claves para ser más rico que Salomón”, no les interesará mucho y es muy posible que al terminar de leer 2 ó 3 párrafos me escriban diciendo: 1) “No juzguéis” y 2) “fruto”. Pero bueno... nunca pierdo las esperanzas.


“Los profetas eran creyentes que hablaban bajo el impulso directo del Espíritu Santo en el nombre de Dios, y cuyo interés era la vida y la pureza espiritual de la Iglesia. Bajo el nuevo pacto el Espíritu Santo los designó y capacitó para transmitir un mensaje de Dios a su pueblo (Hch 2:17;4:8;21:4).
Como los profetas del Antiguo Testamento, los del Nuevo Testamento tenían la misión de poner al descubierto el pecado, proclamar la justicia, advertir del juicio venidero y combatir la carnalidad y la tibieza entre el pueblo de Dios (Lucas 1:14-17). Debido a su mensaje de justicia, los profetas y su ministerio pueden esperar el rechazo de muchas personas de la Iglesia durante los tiempos de tibieza y apostasía.
El carácter, la obligación, el deseo y la capacidad del profeta comprenden: (a) el celo por la pureza de la Iglesia (Juan 17:15-17; 1 Corintios 6:9-11; Galatas 5:22-25); (b) la profunda sensibilidad ante el mal, y la capacidad para identificar, definir y aborrecer la injusticia (Romanos 12:9; Hebreos 1:9); (c) la aguzada comprensión del peligro de las falsas enseñanzas (Mateo 7:15; 24:11,24; Galatas 1:9; 2 Corintios 11:12-15); (d) la inmanente dependencia de la Palabra de Dios para confirmar el mensaje del profeta (Lucas 4:17-19; 1 Corintios 15:3,4; 2 Timoteo 3:16; 1 Pedro 4:11).
Los profetas aún son esenciales en la realización del plan de Dios para la Iglesia. LA IGLESIA QUE RECHAZA A LOS PROFETAS DE DIOS SERÁ UNA IGLESIA DECADENTE QUE VA A LA DERIVA HACIA LO CARNAL Y AL ACOMODO DE LAS VERDADES BIBLICAS (1 Corintios 14:3; Mateo 23:31-38; Lucas 11:49; Hechos 7:51,52). SI NO SE LES PERMITE A LOS PROFETAS QUE DEN MENSAJES DE REPRENSIÓN Y AMONESTACIÓN INSPIRADOS POR EL ESPÍRITU, QUE PONGAN AL DESCUBIERTO EL PECADO Y LA INJUSTICIA (Juan 16:8-11), ENTONCES LA IGLESIA SE CONVERTIRÁ EN UN LUGAR DONDE YA NO PUEDA ESCUCHARSE LA VOZ DEL ESPÍRITU. LA POLITICA ECLESIASTICA Y EL PODER MUNDANAL REEMPLAZARÁN AL ESPÍRITU (2 Timoteo 3:1-9; 4:3-5; 2 Pedro 2:1-3,12-22). Al contrario, si la Iglesia y sus dirigentes oyen la voz de los profetas, se verán estimulados a la vida renovada y a la comunión con Cristo, abandonarán el pecado y la presencia del Espírtu será evidente entre los fieles (1 Corintios 14:3; 1 Tesalonicenses 5:19-21; Apocalipsis 3:20-22)”.

La Biblia de Estudio “Vida Plena” la pueden encontrar en cualquier librería cristiana y es una de las más respetadas de los últimos tiempos.

8 comentarios:

Dory dijo...

Es muy cierto es muy lamentable que el pueblo de Dios este tan ciego y no sepa discernir que significa separar lo bueno de lo malo. La unica forma de poder discernir es por la palabra. Yo era una de esos Cristianos que pensaban que por lo lleno de las iglesias o por el mensaje positivo o "nuevas revelaciones" era bendecido por parte de Dios pero las apariencias engañan,doy gracias a Dios por ustedes y por Chui que el Señor los siga bendiciendo y sigan hacia adelante pues todavia queda un remanenete comprometido con la verdad la Palabra de Dios.

Zabdiel dijo...

Hola, soy un chavo de Puebla, México, y me me siento totalmente identificado con lo que escribiste aquí. Detesto todas esas cosas que hay en la iglesia, pura basura y habladuría, y tengo miedo de que la Iglesia donde acudo sea otro ejemplo de una infestada por el mundo.

"Varios de mis lideres, (incluso mis padres) estan con ese versivulo que esta en la VIVLIA, en el libro de BONITA DOCTRINA que dice: más bien vosotros iglesia joven, estad dispuestos a pagar el precio de ser un profesionista exitoso y un empresario prosperado procurando en todo momento dar gloria a "dios", procurando estad en unión con el mundo a fin de que no seas odiados, sino amados y asi poder llevar el evangelio..." (paréntesis)

¿Como puedo encontrar a alguien que me guíe a aprender a decir lo que Dios quiere que su Iglesia escuche? ¿que puedo hacer? Quiero ser parte de ese remanente fiel que inclina su oido para escuchar lo que Dios dice y no terminar como el resto de la iglesia. Te pediría ayuda, o un consejo, pero siento que tu respuesta sería: Consultalo con Dios o, deja que el Espíritu te guíe, y creó que en parte eso es lo que debo hacer; me siento identificado con lo que escribes, pero... creo que no hay nadie así por donde yo me encuentro... y gracias por los artículos, han bendecido mucho mi vida :D

Es Hora de Ser Real dijo...

Hola Zabdiel, gracias por compartirnos tu inquietud,en primera instancia nuestro consejo es que en ese lugar donde te congregas, tu puedas influenciar para que haya un cambio, orando y exhortando,en su momento el Señor te guiara para saber si es en ese lugar donde tienes que estar o si ya cumpliste tu tiempo alli,de momento aca te pasamos la pagina de la iglesia Casa de oracion en Mexico, hay varias extensiones de esta en varias regiones de mexico,te podria ser de ayuda y obviamente, lo que dijiste, pide direccion al Señor, El es fiel, un saludo.

Jesse dijo...

Hola saludos Desde Dallas tx, es verdad que en estos tiempos la gente confunde lo que es un verdadero profeta de los que habla la Biblia, y en vez de profetas se estan convirtiendo en adivinadores del futuro, cuando el verdadero profeta es aquel que tiene la caracteristicas que mensionan en este blog.

Anónimo dijo...

como puedo estar seguro de que Dios me esta diciendo que exhorte a alguien?

Es Hora de Ser Real dijo...

Hola Anónimo, te aconsejo que te hagas estas preguntas para saber si debes exhortar a alguien:
¿Porqué tendría que exhortar a esa persona?
¿Seria biblico?
¿Cual seria mi motivación?
¿Estoy viviendo una vida integra? Si no es así ¿tengo la autoridad suficiente para exhortar a alguien?
¿Lo estoy haciendo por amor?

Espero haber podido ayudarte en algo, un saludo.

gian dijo...

hola a todos;me llamo gian,antes era uno de esos hasta q dios me mendo un predicador llamado chuy olivares u e aprendido el verdadero evangelio,en mi iglesia(peru-lima)haces cosas no biblicas como caerse para atras
,danza en el espiritu(una danza INCONCIENTE donde la personas danzan cerrados los ojos aveces gritando,llorando,lo llamasn danza profetica)pero no encontre eso en la biblia.y les dije a todos en una reunion.y ellos no me hicieron caso .oren por mi porq creo q me van ha sacar de la iglesia y nose a donde ir.

Anónimo dijo...

Saludos. Yo me congregae más de 10 años con un pastor muy conocido en Ba As (iniciales C.F ) era de esa onda, solo hablaba cosas lindas, se la pasaba en el púlpito contando chistes hasta que un dia mi esposo y yo nos hartamos y decidimos huir de ahi!!! Ahora estamos mejor, recibiendo la guia de Dios.