domingo, 6 de mayo de 2012

Es Hora de Ser Real es un trabajo terminado


¡Es Hora de Ser Real es un trabajo terminado para nosotros!

Comenzó bajo la convicción firme de que Dios nos daba la gracia de trabajar en él (Efesios 3:8) y lo dejamos cuando tuvimos también la certeza firme de que se había terminado nuestro tiempo en este ministerio.



¡Fue una tarea principalmente de advertencia, amonestación y confrontación (2 Timoteo 3:16,17)!
Al mirarlo con el correr del tiempo, podemos ver con más claridad que por la gracia de Dios tuvo sus aciertos, pero que también tuvo sus excesos y errores.
Cada uno sabrá discernir qué fue lo uno y qué fue lo otro.

En el último tiempo (año 2009) comenzamos a ver que lo que había comenzado como una alerta sincera ante la terrible condición tibia y libertina de una gran parte de la Iglesia, de pronto se convertía en un nuevo engaño.
Todos ahora querían ser el nuevo "revolucionario" que se animaba a decir "apóstata", "hereje" y "lobo rapaz" a cuanto se le acercara.
De pronto empezamos a ver que se iniciaba una nueva "farándula evangélica" (como la llamó Chuy Olivares) donde se corría una carrera para ver quien tenía el blog más famoso, quien hacía el vídeo más violento o quien era el primero en publicar la caída de no se quien.

Por lo que, mi esposa y yo, vimos que Dios nos mandaba a dar un paso al costado.
¡El mensaje de "Es Hora de Ser Real" ya estaba dado!
Seguir, en nuestro caso, hubiera sido dejar de servir al Señor para darle a la gente lo que nos pedía y así aprovechar la popularidad que habíamos conseguido.
Esto era ni más ni menos que terminar haciendo lo mismo que habíamos criticado.
Ya habíamos hablado de esto el 1 de Enero del 2009 en el artículo "No terminemos haciendo lo mismo que criticamos".

Intentamos llevar el trabajo de "Es Hora de Ser Real" hacia otro plano mezclándolo con predicaciones y estudios de la Palabra sobre otros temas, pero vimos que era un error. "Es Hora de Ser Real" había nacido con un propósito y debía comenzar y terminar así.
Por lo que el 1 de Abril del 2010 presentamos nuestra renuncia en un artículo que se llamó "La batalla continúa".
Primero lo continuaron unos hermanos pero luego ellos también lo dejaron.
¡El trabajo había finalizado!

Desde ese momento hasta ahora "Es Hora de Ser Real" quedó como en algo inconcluso, hoy decidimos darle este final.

Vamos a dejar muchos de los artículos disponibles que los puedes encontrar a la derecha donde dice "Más artículos".
Pero ya no será publicado nada más.
Tampoco se recibirán más comentarios ya que el blog lo consideramos cerrado.

NO consideramos que el trabajo de advertencia, confrontación y amonestación sea un trabajo que ya no sea necesario hacer. ¡NO!
Es necesario "contender ardientemente por la fe" (Judas 3).

Pero creemos con toda claridad y certeza lo expresado, tanto en los artículos "No seamos ingenuos" como en la serie de 10 artículos "Todos contra todos".

Si lo que nos motiva en el trabajo de advertencia es el llamado de Dios y el celo por el Señor y Su Palabra, los profetas son recompensados por aquel que los llamó.
Pero si lo que nos impulsa es el orgullo, el estar señalando a todo el mundo para que los demás nos aplaudan.... estamos en problemas.

Si es así, un día nos encontraremos batallando TODOS CONTRA TODOS, ciegos, destruyendo, movidos por la amargura, el ego y el odio, ya no peleando la causa del Señor sino la propia.

A los hermanos que hemos ofendido innecesariamente o le hemos dado algún mal ejemplo en alguna manera, con todo nuestro corazón y sinceridad les pedimos perdón. En este último año hemos reflexionado mucho sobre el tema y nos hemos humillado ante Dios.

A los mercaderes de la fe, nuevamente les advertimos que se arrepientan con urgencia ya que su "condenación no se tarda, y su perdición no se duerme" (2 Pedro 2:3). "Horrenda cosa es caer en manos del Dios vivo" (Hebreos 10:31).
"Si alguno enseña otra cosa, y no se conforma a las sanas palabras de nuestro Señor Jesucristo, y a la doctrina que es conforme a la piedad, está envanecido, nada sabe, y delira..." (1 Timoteo 6:3,4).

A los supuestos "psicólogos cristianos" les aconsejamos que lean detenidamente los artículos que se refieren al tema e investiguen los versículos y pasajes bíblicos allí referidos. Rogamos que el Señor tenga misericordia y puedan ver que la psicología es ENEMIGA DE LA CRUZ DE CRISTO.

A nuestros hermanos amados que han peleado todo ese tiempo de "Es Hora de Ser Real" junto a nosotros, ¡GRACIAS!. Con algunos la amistad se ha mantenido con el tiempo y es un regalo del Señor.

Como en el final del "Progreso del Peregrino" de John Bunyan, decimos: "Miré, y suspiré en oración: Oh Dios, completa mi peregrinaje"
¡Que el Señor sea glorificado en todas las cosas!

Luis Rodas y Verónica Vilugrón
(Para información de nuestro trabajo actual ingresa a Cristianismo Radical)