jueves, 11 de febrero de 2010

¡Que el Señor nos envíe profetas! - Leonard Ravenhill


Una mirada a la iglesia hoy día nos hace pensar cuánto tardará un Dios Santo en cumplir su amenaza de vomitar esta Laodicea de su boca, pues si en algo están de acuerdo los comentaristas del Apocalipsis es que nos hallamos en la era de Laodicea en cuanto a la Iglesia.

Cristo es ahora «herido en la casa de sus amigos». El santo Libro del Dios viviente sufre más ahora de sus expositores que de sus opositores.

Sólo la Iglesia puede «poner límites al Santo de Israel» y hoy día lo hace con extraordinaria habilidad. Si hay grados en la muerte, entonces la peor muerte que conozco es predicar acerca del Espíritu Santo sin la unción del Espíritu Santo.

Debemos trazar, o sea, exponer bien la Palabra de Verdad. El texto: «He aquí yo estoy a la puerta y llamo» (Apocalipsis 3:20) no tiene nada que ver con los pecadores. Aquí encontramos el trágico retrato de nuestro Señor a la puerta de su iglesia laodicense tratando de entrar. Imagínatelo. En la mayoría de reuniones de oración el texto que más se emplea es: «Donde están dos o tres congregados en Mi nombre, allí estoy Yo en medio de ellos»; pero con demasiada frecuencia El no está en medio, sino a la puerta. Cantamos sus alabanzas, pero rehusamos su persona.

¡Oh creyentes en bancarrota, ciegos, y todavía alabándose de sus virtudes! Estamos desnudos y no nos damos cuenta de ello; somos ricos (nunca había tenido la iglesia mejores equipos que ahora), pero somos pobres (nunca había tenido menos unción espiritual que al presente). No tenemos necesidad de ninguna cosa (y, sin embargo, nos faltan casi todas las cosas que caracterizaron a la iglesia apostólica). ¿Puede El estar «en medio de nosotros» mientras nosotros mostramos sin ninguna vergüenza nuestra desnudez espiritual?
¡Oh, cuánto necesitamos el fuego! ¿Dónde está el poder del Espíritu Santo que rinde a los pecadores?


Los grandes predicadores hacen famosos los púlpitos, los profetas hacen famosas las prisiones. ¡Que el Señor nos envíe profetas, hombres terribles que alcen la voz y no callen, lanzando ungidos ayes sobre naciones corrompidas hombres demasiado ardientes para ser aceptados, demasiado duros para ser oídos, demasiado justicieros para ser tolerados! ¡Estamos cansados de hombres adornados con vestidos suaves y suave lengua, que usan ríos de palabras con unas gotas de espiritualidad, que saben más de competencia que de consagración, y de promoción que de oración! ¡Pastores que sustituyen la propagación por propaganda y se cuidan más de la diversión de la iglesia que de su santidad!

Extraído del libro de Leonard Ravenhill "Por qué no llega el avivamiento"

8 comentarios:

Isaac Reyes dijo...

solo gracias y a Dios se la gloria por su labor...lo demas sobra.......CRISTO VIVE,GLORIAS ETERNAS Y BENDITO ES MI DIOS..........(mi nombre no importa pero desde chile muchas gracias.)

Hno. Huerta dijo...

Ahhhhhh no se vale mi amadísimo hermano y Tocayo Luis... Jejeje ese mismo texto y otros, he estado poniendo en Facebook, y los tengo guardados, porque por la Gracia del Señor, me ha puesto a bien hacer una entrada de Blog con éste texto, unos videos, y otros, acerca del pecado...

Es verdad amado hermano, cuánta verdad hablaba Dios por medio del hermano Len (como le decía A.W Tozer). Creo que éste hermano, era un "profeta" de Dios que no necesitó llamarse como tal.

Doy gracias a Dios, porque, en mi iglesia estamos viendo conferencias de un hermano, llamado Antonio Bolainez, quien expone la Palabra de Dios, pero también habla en contra de éstas personas, y en las mismas conferencias (nosotros las vemos en video, con un cañón) muestra videos de personas que suelen engañar a otras.... Y ahora los hermanos están con la boca abierta como diciendo "entonces, fulanito, es bueno o malo...?" pero, al menos doy gracias porque la idolatría se viene abajo... Bendito sea Dios...

Sabes hermano? Siempre he procurado en mi corazón, desde hace tiempo, el hablar con amor, compasión, infundir ánimo y aliento al corazón del pueblo de Dios, hablar con cariño... pero últimamente, veo tantas cosas... que también hay un fuego en mi vida, que me hace que hable en contra de todas éstas cosas que hacen tropezar a las ovejas de Cristo... Es decir... Imagínate, el engaño! Esas personas, o no saben lo que es un alma, o de plano saben lo que es pero les importa un comino.... Es algo tan hermoso un alma, que inclusive el poner "en duda" la fe (confianza en Cristo) de un "pequeño del Señor" y "hacerlo retroceder por criterio de hombres" ya se me hace algo tremendamente peligroso... Necesitamos una mejor comprensión del sacrificio de la Cruz, del Poder de la Cruz y de la Sangre del Cordero, de la Gracia, de lo que es Un Alma... porque, si no, estaremos metiéndonos mucho en problemas, y... para los predicadores, podrán meter en problemas a las ovejas de Cristo...

Les amamos y oramos por sus vidas amados hermanos. :D

Zabdiel dijo...

Apenas experimente algo extraño. En la reunión de jóvenes a la que asisto hubo una oracion especial para el congreso que vamos a tener este Julio del 2010 en México. Pero cuando voltee a ver al resto del grupo me percate que muchos estaban indiferentes, les valía lo que pasaba. Unos con cara de "ya me quiero ir con mis amigos", otros hablando, pero pocos eran los que en verdad estaban orando. Entonces experimente una clase de dolor dentro de mí, mezclado con un poco ira o enojo frente a lo que estaba viendo. Por primera vez sentí que el celo del Señor me consumía hasta que caí en llanto.

Dios ha puesto en mi corazón el anhelo que tiene de ver a una(solo una) iglesia unida caminando en santidad, pero en lugar de eso en las predicas hablan de estudios bonitos acerca de un pasaje de la biblia, o de como llevar una vida cristiana "práctica". ¡¡Que Dios levante a alguien cuyo corazón sea consumido por su celo!! Quiero hacer algo...

Es Hora de Ser Real dijo...

Zabdiel, es bueno saber que aun hay hermanos que no estan indiferentes a la situacion actual de la iglesia,probablemente, segun lo que cuentas, eres tu al que el Señor esta despertando en ese celo por su casa, pero debes ser sabio,no todos en la iglesia tienen el mismo nivel espiritual, hay unos que son nuevos en la fe, otros que ni siquiera son convertidos y bueno, tambien estan los que estan apagados,de momento mi consejo es q ores por tus hermanos,ores por discernimineto espiritual y hables con tu pastor comentandole lo que estas sientiendo, no te apresures a querer hacer las cosas en tus fuerzas,espera en Jehova que El te dira cuando debes abrir la boca y cuando callar, un saludo hermano.

Alejandro dijo...

gracias por estos hermanos que fueron fieles en su generacion. HOY DIOS NOS LLAMA A CONTINUAR CON ESE LEGADO DE SANTIDAD Y PASION POR LA CRUZ DE CRISTO.
los saludo en el amor del Señor. CRISTO VIENE MUY PRONTO COMO LADRON EN LA NOCHE!!!!
Alejandro Candelero - Argentina
alecandelero@hotmail.com

Anónimo dijo...

oh¡¡¡, si Dios le bendiga sr. ravenhil. tiene usted razón, no se esta predicando como se debería , porque ahora muchos predican, lo que la iglesia quiere oír, mas no lo que el Señor quiere que se predique, como por ejemplo . su VENIDA, EL FIN, LA SANTIDAD, EL INFIERNO, Y LA RECOMPENSA DEL CIELO ENTRE OTROS.Que es lo que realmente se debería predicar pues estamos en los últimos tiempos.

Anónimo dijo...

bueno disculpe q m meta pero en mi humilde y ala mejor insignificante opinion devo decirle q AY PROFETAS ENTRE NOSOTROS solo q tienen miedo y no sonseguros d si mismos solo saven q son soldados de DIOS enviados como todos cn1 mision xq pide profetas para cuestionarlos para salvarse para usted oh para el pueblo. no se leolvide q antes de q usted lo pida el ya lo sabe...sly

Anónimo dijo...

cualkiera es cristiano en teoria
pocos son cristianos como DIOS MANDA de Hechos...