lunes, 27 de octubre de 2008

Señor, y ahora, ¿qué quieres que haga?

Aquí les dejo un artículo que una amiga del País Vasco (España) que ha dedicado su vida al servicio de Dios, Maite Larrañaga, escribió para Es Hora de Ser Real.
Ella y su esposo están atravesando uno de esos momentos claves donde el Señor cumple lo que le dijo a Oseas: "La llevaré al desierto, y hablaré a su corazón". ¿Has estado allí?. Se aprenden cosas que en ningún otro lado se pueden aprender.
Verdaderamente su artículo me ha parecido EXCELENTE, se los recomiendo ampliamente.



“Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre de misericordias y Dios de toda consolación, el cual nos consuela en todas nuestras tribulaciones, para que podamos también nosotros consolar a los que están en cualquier tribulación, por medio de la consolación con que nosotros somos consolados por Dios.” (2 Corintios 1:3-4)

Cuando Pablo escribió estas palabras a los Corintios, hablaba del sufrimiento físico que ellos tuvieron fruto de su labor evangelística en su estancia en Asia. Quizás la mayoría de nosotros no nos hayamos visto nunca bajo una situación de este tipo. Pero, ¿qué ocurre cuando sientes que la persecución y el dolor de tu vida viene desde dentro de la propia iglesia; de aquellos que son tus hermanos en Cristo? Creo que, desgraciadamente, esto es algo que cada vez se está dando con más frecuencia en este país. Tampoco esto era algo desconocido para Pablo (2 Ti.4:9-16). La diferencia es que el primer tipo de sufrimiento era un motivo de orgullo por las consecuencias gloriosas que le traerían. Pero el segundo, era motivo de profunda tristeza.

Un camino que EL transitó

No importa cuál sea la situación por la que estás pasando, a Dios no se le escapa de su vista nuestro dolor. Ninguna situación desagradable que vivamos es nueva para nuestro Salvador. Él también sufrió rechazo, abandono, traición y celos de los suyos.

Intimidad

Permíteme compartirte algunas de las cosas que Dios está trabajando conmigo en este tiempo de tantas pruebas. Hace años que sentía que Dios me reclamaba volver a tener una comunión íntima con Él. Y no estoy hablando de que por años no hacía mi devocional, o algo así. Cada día he dedicado largo tiempo a estudiar Su Palabra, pero,…, ¿y la intimidad con Él? Él quería que yo le conociera a Él (lo mismo que desea de ti). Para ello, Dios me ha quitado los ruidos de mí alrededor. Ha cambiado las circunstancias de mi relación con la iglesia, de forma que ya no tengo preocupaciones por tener que ir a atender a alguien o tener que estudiar para ir a enseñar a las células o tener que planificar actividades o tener que diseñar cosas en el ordenador.

Todo mi mundo se ha reducido prácticamente a mi hogar. Pero, ahí está el Padre, intentando en su gracia trabajar mi carácter para que cada día sea más semejante al de nuestro Señor Jesucristo. Muchas veces siento que no entiendo nada. ¿Cómo puede Dios permitir que se cometan semejantes injusticias y abusos dentro de su iglesia? … Otras veces me siento totalmente inútil.

25 de años de gracia

Y mi conclusión ha sido esa: “Soy totalmente inútil ante mi Dios”. Ahora soy consciente en mi carne que han sido su gracia y misericordia en mi vida las que me han permitido hasta ahora hacer algo para Él durante mis veinticinco años de servicio. Dios me ha recordado que no me necesita; que no le soy imprescindible. Y, no es depresión lo que estoy sufriendo, sino un baño de realidad ante un Dios tan inmensamente grande, que está más interesado en rescatar Su imagen en mí que en mi servicio.

Dios me ha exhortado a conocerle cada día más y a vivir en Su poder; ese poder que levantó a Jesucristo de los muertos. Este también era el deseo de Pablo para los Efesios (Ef.1:15-23). Por eso ruego a Dios que me otorgue (y a vosotros también) espíritu de sabiduría y revelación para lograrlo. Al reflexionar en Su poder y la gran importancia que Pablo le otorgaba en su vida (fíjate la cantidad de veces que lo menciona en sus cartas), llegué a la conclusión de que pocos lo conocen o hacen uso de él. Creo que, más bien, el pueblo de Dios estamos llenos de “buenas obras en la carne”. Me explico, hay muchísimas cosas que los hijos de Dios hacemos que son buenas, que están llenas de buenas intenciones, pero que no nos corresponde a nosotros hacerlas porque Dios no nos las ha pedido que las hagamos. (2 Sam. 7:1-7, 12-13) El rey David deseaba hacer algo bueno: una casa para su Dios, pero Dios lo rechaza; Él no se lo había pedido. Cuántas veces obramos así. Racionalizamos las cosas y nuestras decisiones y acabamos haciendo la obra de Dios a través de nuestras fuerzas, nuestros razonamientos,…, nuestra buena voluntad. Se trata de esa madera, heno y hojarasca con la que muchas veces edificamos nuestras vidas y que serán quemadas ante el tribunal de Cristo (1 Co.3:12-15). Pero la cuestión es: ¿estoy en el lugar exacto, haciendo lo que Dios ha preparado para mí? ¿Estoy poniendo en práctica esas buenas obras que el Padre preparó para mí de antemano (Ef.2:10)?

Como el alfarero

“Dios está más interesado en perfeccionar la obra que comenzó a hacer en nosotros el día que le entregamos nuestras vidas, que en las cosas que podamos hacer para Él” (Sal.127:1ª). Muchas veces había dicho esta frase como una enseñanza para otros, pero hay momentos que esta verdad puede hacer que tu vida cambie y se ponga patas arriba. Hermanos, hay algo que nuestro buen Padre quiere hacer en nosotros y lo hará, aunque tenga que dejarnos prácticamente aislados del resto de nuestros hermanos.

Débiles para ser fuertes

Mi oración y mi deseo es que los hijos de Dios aumentemos nuestro deseo de conocerle a Él en intimidad, y que experimentemos en nuestras carnes la extraordinaria grandeza de Su poder para con nosotros los que creemos. Y sabemos que para experimentar fortaleza hemos de estar débiles, que para ser levantados hemos de haber caído, que para ser exaltados hemos de estar humillados, que para ser consolados hemos de haber sufrido.


Doy gracias a nuestro Dios por este tiempo de tribulación en mi vida; por lo que Él está haciendo en mí, por lo que estoy pudiendo conocer y entender de Él, y por lo que por fe, creo que tiene preparado para que yo pueda contribuir en Su obra. ¡A Él sea toda la gloria!, todo mi respeto, mi amor, mi vida, mi sumisión. Amén.

Maite Larrañaga

11 comentarios:

Norberto Mato dijo...

Maite: El propósito del Señor en nuestras vidas es antes la obra que Él hace en nosotros, que lo que podemos nosotros hacer en "su obra". Pongo esto último entre comillas dado que hemos sido enseñados a "servir a Dios", "hacer cosas en la obra"... pero tarde o temprano el Señor nos para y habla a nuestro corazón.
No necesito explicarte lo que es el desierto (ya lo estás viviendo), pero te animo porque es el sitio donde Dios trata con nosotros porque tiene planes con nuestras vidas.
Yo también estoy en un tiempo de desierto, después de dejar mi país de origen (Argentina) para venir a servirle. Después de 8 años en España, veo que el Espíritu Santo obró más en mí que lo que yo pude servirle.
Ahora espero en Él... ¿Cuál es el propósito que tiene para mi vida y mi servicio en la Iglesia? No lo sé, pero sí sé que no hay un plan mejor.
Más que para animarte, escribo para decirte y decir a muchos con quienes el Señor está tratando: Dios tiene propósito con cada uno de sus hijos. No busquemos el lugar que nos guste, o el que más nos llame la atención: busquemos la guía del Señor y aceptemos con agradecimiento la gracia del Todopoderoso de permitirnos participar de sus propósitos en este mundo.
"¿Os parece poca cosa servir al Dios vivo?" Que este incidente de Coré en el desierto nos sirva de ejemplo para no caer en su senda de rebelión contra Dios.
Cuando Job se encontró desposeído de todo y enfermo, dice la Palabra que "no atribuyó a Dios despropósito alguno". Job sabía que Dios es Dios de propósitos. Aceptemos su voluntad que es agradable y perfecta aunque no la entendamos.
Hermanos, ánimo, ya el Señor nos reunirá en el oasis de su presencia.

Luis Enrique Alvarado dijo...

Me gusto mucho lo de INTIMIDAD
Hay veces que queremos agradar a Dios en la OBRAS y dejamos la mas importante de las obras, la de estar con el.

Muy buen articulo, creo que es lo que necesita a iglesia el dia de hoy, recordarles que dpendemos de Dios y no de lo que podamos hacer.

hefziba Iglesia Cristiana dijo...

Hola: me uno a los Comentarios de los demás y creo (de manera muy particular) que la gran mayoría de lideres (no de laicos porque de ellos hay mas) cometen este grave error. Querer adelantarse a que: 1)la iglesia crezca (como si fuera de ellos, usando métodos humanos y no el de la espera paciente a que Dios haga su obra perfecta en ellos primero) 2)que la gente asista con regularidad. 3) que “trasciendan” a ser una “mega” Iglesia, 4)tener un nombre en la ciudad, etc.….sin dejar que la paciencia (dice Pablo) tenga su obra perfecta en nosotros. tambien dijo : "Cristo en nosotros, la Esperanza de Gloria" y esto solo se logra cuando estamos pacientes en su presencia, como dijo David. “Yo se que tú amas la verdad en lo intimo; en lo secreto me has hecho entender sabiduría…… (Salmos 51:6)
Saludos

RadikalGirl dijo...

El Señor es bueno....estoy totalmente identificada con Maite... que lindo saber que El Señor trata a otros y los permite pasar por desiertos tambien para que juntos nos animemos en lo que ÉL hace en esos momentos...aunque doloroso es un privilegio ser moldeados por ÉL...

animo Maite y gracias por dejar que El Señor hable a otros tambien por medio de tu escrito..

saludos Luis y vero...

God bless u.

El Peregrino dijo...

También yo me identifico mucho con Maite. Lo cierto es que spu consciente de que Dios mismo me llevó a veces al desierto porque no había otra forma de aprender... Y se aprende. A veces, el desierto se forja por la incomprensión de una congregación, y terminas en ti casa, con tu familia ¡Y con Dios! Eso es un desierto aparente, pero con la mejor de las compañías, las cálidas arenas se tornan en manantial :)

Saludos

Alan I. Sánchez Gallardo dijo...

El desierto, es significado de "muerte" ahi no hay vida hay una carencia total de vida, pero ¿Dios querra vernos morir en un desierto? obsolutamente ¡SI!, El nos mete a un desierto por muchas y variadas razones pero con el mismo proposito, MATAR NUESTRO YO, ya sea el "YO MALO" o el "YO BUENO", que quiero decir con esto, que el busca que solo dependamos de El y de nadie mas, "Dios a forjado a sus mejores hombres en medio del desierto" ¿por que? Por que hay que quitar muchas cosas que a Dios no le agradan, hay que pulir, hay que tornear, hay que delinear, hay que probar y hay que afirmar...El pueblo de Dios en el éxodo penso que iba a la tierra prometida en directo de un paso iba a llegar alla, pero ¿que hubiera pasado? dice la palabra que: "las fieras del campo se los hubieran devorado y los gigantes de la tierra... a veces Dios tiene que tratar muy seriamente con nuestros temores, y no me refiero a que Dios en el desierto nos hable palabras motivacionales, pero en verdad solo "los valientes arrebatan el reino de los cielos de la violencia que sufre" pues los cobardes tiene un lugar reservado en el "rosticero a fuego lento".... en verdad se necesita valentia y denuedo santo para vivir JUSTA, SANTA Y PIADOSAMENTE!!!!...Tambien trata con nuestra ¡CARNALIDAD!, esta carne que se revela de continuo con Dios, ¡vean que pasó con CORÉ en medio del desierto!, ¡que pasó con los que pidieron Carne!, ¡que paso con los que MURMURARON en contra del Pastor Moisés!, a unos los trago la tierra, la muerte repentina vino sobre ellos, cuantos Cristianos hoy mueren sin razon aprente, y no solo espiritualemnte sino literalmente, cuatos hoy se hastian de la "carne" en la que viven hasta que les sale por las narices, jovenes "cristianos" en formicacion, alcoholismo, drogadiccion, pornografia, masturbacion, y se hastian de estos pecados, ¡ESO DEBE MORIR! y otro tantos la lepra cae sobre ellos por murmuran en contra del pastor, hoy los pastores estan en la vitrina, el dedo del "juicio" y no hablo del justo juico, de "arguir con JUSTO JUICIO" sino de aquellos de difaman la vida de un fiel siervo de Dios,aquellos que piensan que "pueden" gobernar la Iglesia mejor que el pastor aun cuando no son llamados ni escogidos para tal cosa, ¡Tened cuidado por que cuando la lepra viene la presencia de Dios se va! ¡ABRAMOS NUESTROS OJOS! La generacion que Tentó a Dios, que no le creyó, que se revelo contra El, que le faltó Fe y que pecó, ¡FUE MUERTA! ¡MURIO EN ESE DESIERTO NO SALIO DE EL! porque NO LE CREYOOOO!!!! ¡Ah, Dios mío no te pido que no nos metas a un desierto, ni que no sea sarandeada como trigo nuestra vida, solo te pido ¡¡¡¡¡QUE MI FE Y LA DE MIS HERMANOS NO FALTEEE!!!!
y por último Dios nos mete a un Desierto para afirmar el corazón, para probarlo, para saber que habia en el "si habiamos o no de guardar su mandamientos y a la postre hacernos bien".... recuerden que pasó con Job, ¿se trataba de él? ¡NO!, se trataba de Dios y Su Santo Nombre, Dios le estaba demostrando a Satanas que "todavia hay hombres que aman a Dios con todo su ser", pues Job en un principio no entendia que era eso, pensaba que Dios se habia enfurecido con él, y que contendia con él, pero bendito Dios que Job fue un Hombre que a Dios "No atribuyo desproposito alguno"...MAYTE recuerda hija, que tu vida es para GLORIA DE DIOS PADRE!!! que en ti Dios le esta diciendo al mundo entero, "No han mirado a mi sierva Mayte, mujer justa, recta, apartada del Mal" pues otra ves dice Su Corazón allá en el libro de los Hebreos, "Yo no me averguenzo de LLAMARME DIOS DE MAYTE" miren amados hermanos si alguna Gloria podemos recibir del Señor, es saber que El esta complacido con nuestro modo de vivir, de amar, y de responder a El, pues mi Gloria es Dios y el conociemiento de Cristo, esa es la Gloria del verdadero creyente!!!...le dijo el Angel a Elias, ¡COME, BEBE, POR QUE LARGO CAMINO TE RESTA!... tened esperanza vosotros los cansados, por que "LAS OVEJAS NO FUERON DISEÑADAS PARA VIVIR EN LOS DESIERTOS, SINO EN LOS PASTOS VERDES" El desierto es necesario para TODOS pero uno dicide en base a su corazón si vivir 40 dias o 40 años en el.

Yo he pasado por desiertos fuertes, pero esto se ahora, "que en el desierto uno ve la GLORIA Y EL PODER DE DIOS"

AMEN.

Dios los bendiga!!!

Jader dijo...

Hay tantas cosas “buenas” en nosotros, a nuestro parecer, y mas si hemos logrado algun “exito” no solo material, sino en lo ministerial, podemos llegar a creer sin darnos cuenta que es por nuestra capacidad, y si definitivamente tenemos una capacidad increíble… si… la capacidad de engañarnos a nosotros mismos. En el desierto Dios quiere que conozcamos dos cosas fundamentales en la vida cristiana:

1. Que conozcamos nuestro corazon que es engañoso, muchos como cristianos podemos decir que nuestro peor enemigo es el diablo, pero es cierto esto? este si es un gran enemigo, pero el peor esta tan cerca que llegamos a ignorarlo, porque vive en nosotros, esta en nosotros, somos nosotros mismos, es nuestro “yo” egoísta y autosuficiente. Al empezar la vida de la fe, sabemos que debemos de dejar la ambición de las cosas terrenales y entonces nos volvemos “espirituales”, ya no buscamos cosas materiales, no, ahora son cosas espirituales, que en si son buenas, pero la motivación es la misma de antes, solo que en otra esfera; por ejemplo antes buscaba ser el mejor en el area que me desempeñaba (ser el mejor vendedor… el mejor atleta… el mayor intelectual…) pero ahora ya no, ahora busco cosas eternas, ¿cierto? bueno ahora ya queremos ser el mayor apóstol, evangelista, tener un ministerio exitoso… tener mas conocimiento y poder espiritual… en fin cosas asi que no parecen peligrosas, pero que tienen su origen en la misma raíz del viejo hombre: ¡ambición! Pero que hoy le llamamos visión. Dios no quiere cortar las ramas del árbol, no, El quiere ir a la raíz del asunto, El sabe cual es nuestro problema, nosotros no, y nos es necesario conocer nuestra condición para que clamemos para ser cambiados y transformados a la imagen de Cristo Jesús. No clamaremos asi, sino reconocemos que en nosotros no mora el bien. En el desierto somos desnudados de todas nuestras motivaciones interiores y esto es bien desalentador, mas ahí no termina la cosa, ahí continua…

2. No es suficiente solo ver nuestro corazón, lo segundo y tal vez lo mas importante es conocer el corazón de Dios. Ver que en medio de nuestra impotencia, El es el Todopoderoso; ver que en nuestra debilidad solo Su gracia es suficiente; El quiere enseñarnos que podemos vivir por Su Presencia, que solo Su Palabra es verdadera comida, que definitivamente alejados de El nada de valor eterno podemos hacer (aunque hagamos muchas cosas en nuestras fuerzas).

Entonces la meta no es material, ni ministerial, esas cosas son añadiduras, la unica meta verdadera es Cristo, solo Cristo en nosotros es la esperanza de Gloria. Ahh pero es muy facil leerlo o escribir sobre ello, pero solo el fuego puede purificar nuestros corazones, y el desierto es un lugar terrible, algunos saben de que estoy hablando, mas solo sabiendo esto permaneceremos por Su Gracia, que aunque andemos en el valle de la sombra y de la muerte, el Señor nos ha prometido acompañarnos y llevarnos a la tierra prometida, la tierra del Reposo, en la cual dejaremos de hacer nuestras obras y solo haremos la Voluntad del Padre. Acerquémonos pues confiadamente al Trono de la gracia y aprendamos de Aquel es manso y humilde de corazón y hallaremos descanso para nuestras almas.

Dios quiere que tengamos una relación intima con El, esto es insustituible y nada hay mas importante que ello.

Oremos los unos por los otros para que Dios nos sostenga en este tiempo tan difícil.

¡Señor fortalece a mis hermanos en sus pruebas y tribulaciones, oro por ellos considerándome a mi mismo!

Carlos Chamorro Schutze dijo...

Maite,el señor Jesucristo te bendiga, estoy pasando por una situación parecida, llevo 21 meses sin empleo con mi esposa e hijo de cuatro años, lo mas terrible es cuando te acusan de estar en pecado, etc, estos los supuestos hermanos, y si son los no convertidos como mis padres y hermanos me dicen que me vuelva a la
única y verdadera Iglesia, tu sabes la Gran Ramera, en fin, te felicito por tan lindo mensaje, definitivamente nos esta moldeando
para que no lo sabemos, pero seguro
hay una gran recompensa en lo que padecemos, el Espíritu Santo te siga usando y animo que pronto saldremos de este desierto.

ROSY dijo...

A quien pueda interesar'''''''''hay una aparte de nosotros que Dios odia, Es ese hombre animal,terrenal, diabolico,corrupto que llevamos dentro,esa naturaleza adamica pecaminosa que llevamos dentro.porque todo aquello que nos gusta de la manera de hacer las cosas de este mundo el las aborrece las odia. nos preocupamos mucho por el hacer dizque trabajar para el senor,descuidando lo principal el [SER] y una cosa es querer trabajar para el senor, lo que todos en esas sinagogas quieren hacer cualquier cosa que sea y otra cosa muy distinta es; si El se quiere servir de nosotros para alguna labor.y se nos olvida que a cada uno el nos dio un rebano para pastoriarlo que es nuestro hogar,para que los que estan en la casa vean en nosotros las cualidades de EL; pero nosotros nos preocupamos por arreglarle la casa a los demas y la nuestra como un basurero tanto en lo natural como en lo Espiritual.y desconocemos que en ese rebano el senor nos trata,nos talla con los mismos de la casa, para poder aprender que es ser benignos,pacientes soportandonos unos con los otros con paciencia y con el amor del senor. el proposito del senor con esto es hacerle el bien al que me esta haciendo el mal, poner la otra mejilla, caminar la otra milla,ustedes han leido que los enemigos del hombre son los de la misma casa?para que lo mediten. y en cambio en otras casas donde vamos dizque a evangelizar no nos tratan mal, y ponemos otra cara. el senor dice el juicio empieza por la casa, dice la escritura que el que quiere obispado buena obra desea; pero el que no sabe gobernar su casa como puede dirigir la casa del senor?...............y me alegro mucho leer esos comentarios porque esto me confirma que el senor tiene una iglesia escondida, en el anonimato ,en el desierto,limpiandola,purificandola,refinandola, para vaciar ese vino nuevo en unos vasos nuevos para que la excelencia de su poder sea de El y no de nosotros porque el se va a manifertar primero en un pueblo y luego atraves de un pueblo limpio,porque profeta es todo aquel que hable una palabra limpia de parte de Dios y demosle gracias a Dios por las pruevas porque producen paciencia,experiencia y esperanza en El.............NO ESTAMOS SOLOS HAY SIETE MIL MAS'. que no estan doblando las rodillas a los baales del sistema religioso....

claudio y gabriela moyano dijo...

queridos hermanos: agradezco a Maite y a todos los hermanos que se permiten ser libres para reconocer su incapacidad y necesidad de Dios, hoy en dìa en muchas iglesias no se puede contar un problema porque se pone en la picota al hermano que no es "exitoso" o que simplemente no sirve para "la obra" por sus situaciones, entonces la hipocresia reina y los problemas deben ser escondidos lo social es sin duda mas importante que lo espiritual y las personas son piezas de ajedrez que pueden ser sacrificadas por su poca importancia, pero Dios muestra otra cosa a El no le importa la obra mas que el obrero y tiene la paciencia para esperar nuestra madurez sabiendo que todo es bueno en su tiempo. Hoy en dia no se sigue la guia de la palabra de poner a liderar a varones y mujeres probados, que hayan pasado por el desierto y que salgan diciendo como Job "de oidas te habia oido pero ahora mis ojos te ven", buscan a jovenes siguiendo el ejemplo de las las empresas donde
usan a estos bebes espirituales que sonpuro entusiasmo sin experiencia y sin caracter formado pero dociles y les enseñan 99% accion 1% pensamiento, yo lo escuche, personas que no pueden decir esto no es etico asi no se representa a Cristo (¿porque creen que la mayoria de los congresos son para jovenes?)a quienes han pasado buenas y malas con el señor y siguen ahi se los deja de lado porque no tienen presencia, titulos
o habilidades a los sentidos.
pero los pibes, todos quieren ser lideres, han visto por casualidad seminarios o congresos sobre ser un "obrero aprobado" como dice timoteo o un "siervo fiel" no eso no vende, no enrola todos estan llamados para los miles, que, uno ya no importa que es lo que les mostraron de como servir a Dios entonces basta con tener elocuencia, presencia o pegar algun tema musical pero son gigantes con pies de barro que cuando caen arrastran a muchos hoy hay màs gente que estuvo en las iglesias que las que estan y eso por tanta arrogancia basada en resultados a los sentidos, vanales y carnales.
Oremos para que todos los que pasamos o estamos pasando por el desierto seamos fieles hasta acabar la obra que el espera de nosotros, no en nuestras fuerzas o capacidades ni en nuestros tiempos, sino cuando el lo disponga para que toda la gloria sea suya y al retorno de nuestro Señor podamos escuchar " buen siervo fiel entra en el gozo de tu Señor ".
Gracias Luis y Veronica los perdimos con lo del blog pero ya estamos de nuevo con ustedes que Dios y el señor los bendigan.

*Nazarea* dijo...

La verdad me sirvió mucho... Ay veces que no se si estoy en el lugar correcto, haciendo lo que Dios realmente quiere que haga y hasta me desespero. Pero tienes mucha razón es en estos momentos donde se prueba lo que hay en el corazón, si la obra fue de heno y hojarazca o pasará la prueba de fuego en el día final.
=)